Sucesos: Siete personas están siendo investigadas por delitos contra la salud pública, falsificación de documentos, contra el comercio y los consumidores y por formación de grupo criminal.

c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-links-1–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-shortcode-0–>

Siete personas están siendo investigadas por delitos contra la salud pública, falsificación de documentos, contra el comercio y los consumidores y por formación de grupo criminal.

Los cítricos procedían de Egipto y contenían clorpirifos, un insecticida tóxico para los humanos y prohibido por la Unión Europea.








La Guardia Civil incautó en Alicante 20 toneladas de naranjas contaminadas con clorpirifos, un pesticida cuyo uso en la industria alimentaria está prohibido en la Unión Europea desde 2020.

La operación -realizada con la colaboración de la Dirección General de Salud Pública y Toxicomanías de la Generalitat Valenciana- se saldó con la investigación de siete personas por delitos contra la salud pública, falsedad documental, contra el comercio y los consumidores, y por delitos contra la constitución. de un grupo criminal.

Las búsquedas se realizaron en varias instalaciones de la frutícola: una en Barcelona -donde se analizó inicialmente el lote-; uno en Castellón; dos en Valencia; uno en Alicante -empresa del líder del grupo-; y el último, en Murcia.

Las naranjas -ya retiradas del mercado- procedían de Egipto y fueron compradas en Barcelona por el líder de esta red, que conocía el uso de este pesticida prohibido en los cítricos que pretendía vender.

El importador, cuya empresa estaba ubicada en la provincia de Alicante, dijo a las autoridades que las naranjas detectadas en Barcelona habían sido vendidas a una empresa de Murcia y luego Valencia. Una vez adquirida por un empresario de la provincia de Valencia, se suponía que éste había contratado a otra empresa de la misma provincia para destruir las naranjas contaminadas.

Sin embargo, los agentes del Seprona, gracias a la información facilitada por las autoridades sanitarias, descubrieron la falsedad de esta afirmación. Los investigadores descubrieron una red de empresas implicadas, repartidas por el este de España y lideradas por el importador alicantino.

Los investigados habían creado facturas, vales de compra y venta e incluso documentos de destrucción -ficticiamente-, intentando convencer a las autoridades de que las naranjas serían retiradas del mercado y destinadas a la destrucción.

La operación Hisnlukk fue desarrollada por el Seprona de Alicante, que contó con la colaboración de la Dirección General de Salud Pública y Toxicomanías. También participaron las zonas de seguridad alimentaria de Alicante, Alzira (Valencia) y Murcia. Se contó con el apoyo de las unidades técnicas y operativas centrales de medio ambiente de la Guardia Civil.

Para más información puedes contactar con la Sala de Prensa de la Guardia Civil de Alicante en el teléfono 680 416 220.

separador

Llegaron a Alicante 20 toneladas de naranjas contaminadas con un pesticida prohibido
Llegaron a Alicante 20 toneladas de naranjas contaminadas con un pesticida prohibido



Fuente de la Noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *