UPCT: Los accidentes cardiovasculares sufridos por los espectadores de fútbol se duplicaron tras la pandemia

c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-links-3–>c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-shortcode-0–>

Imagen de archivo de un torneo de fútbol organizado en la UPCT

Imagen de archivo de un torneo de fútbol organizado en la UPCT


La tasa de incidencia de eventos cardiovasculares graves que sufren los aficionados en los campos de fútbol de primera y segunda división en España ha aumentado significativamente respecto al periodo prepandemia, siendo ya casi el doble. La tasa de incidencia aumentó de 0,52/10.000.000 horas-persona (antes de la COVID-19) a 1,14/10.000.000 horas-persona. Esta es la principal conclusión del estudio realizado por el profesor José Antonio Martínezdel Departamento de Economía de la Empresa de la UPCT, y Luciano Consuegra-Sánchez, del Servicio de Cardiología del Hospital Quirón de Marbella y Quirón de Málaga.

La investigación, publicada en el revista clínica española proporciona una respuesta empírica a una pregunta que la opinión pública se ha estado planteando en los últimos meses: si el aparente aumento de paros cardiorrespiratorios y/o infartos de miocardio o eventos cerebrovasculares entre los aficionados que asisten a los partidos de fútbol tras la epidemia de COVID-19.

En este sentido, los investigadores recomiendan reforzar las medidas humanas y materiales para responder a este tipo de emergencias en los estadios de fútbol, ​​ante este aumento de casos.

Mortalidad en la NBA

El mismo profesor, José Antonio Martínez, realizó una investigación sobre la tasa de mortalidad de los exjugadores de la NBA, que es inferior a la de la población general de Estados Unidos. Concluye que los exjugadores de la NBA afroamericanos y más altos generalmente mueren antes que los jugadores blancos y más bajos.

El trabajo, uno de los mayores realizados en cuanto a muestra, analiza un total de 3.985 jugadores que participaron en la liga profesional estadounidense de baloncesto desde su nacimiento en 1946 hasta abril de 2015, de los cuales 481 siguen en activo. Del total, 687 (19,1%) fallecieron antes del 15 de abril de 2015. La investigación utiliza modelos estadísticos para el análisis de supervivencia donde se tienen en cuenta diversas variables de control relacionadas con características fisiológicas, demográficas y competitivas de los jugadores.

En los últimos años, grupos de jugadores y exjugadores, así como los medios de comunicación, han expresado su preocupación por las muertes prematuras de jugadores retirados de la NBA. Uno de los ejemplos más significativos es la muerte de varios exjugadores, todos menores de 60 años, entre febrero y septiembre de 2015: Moses Malone (60), Darryl Dawkins (58), Jerome Kersey (52), Jack Haley (51). años), Christian Welp (50 años) y Anthony Mason (48 años). Siempre le digo a mi esposa que no verás muchos hombres de siete pies (2,13) ​​en la calle a los 75 años, dijo el campeón de los Boston Celtics, Larry Bird, en un informe de Jackie MacMullan. el portal deportivo ESPN que incluye el estudio. Un autre centre historique, Bill Walton, a ajouté dans le même article que les athlètes sont notre pire ennemi parce que nous n’écoutons pas notre corps, nous n’écoutons pas les médecins et nous ne nous en rendons compte que lorsqu’il est demasiado tarde o muy tarde.



Fuente de la Noticia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *